domingo, 27 de mayo de 2012

Ha pasado un año y tu pelo desde entonces un par de centímetros ha crecido. Ha pasado un año y es mi cabeza la que de tamaño ha aumentado. Ha pasado un año y sois vosotros los que no me habéis abandonado. Ha pasado un año y seguís escuchando mis alaridos torpes en la oscuridad de la ignorancia. Ha pasado un año y sois vosotros los que no me habéis soltado de la mano para hacerme caer. Ha pasado un año y a mi fecha de caducidad se le han restado 365 amaneceres. 17 soles de primavera me han visto y aun me quedan muñecas que tullir. Ha pasado un año y aun sigo teniendo cosidos los 20 dedos a sus correspondientes extremidades. Ha pasado un año y mi nariz sigue teniendo dos orificios. Mis pulmones soportan el camino andado y son mis pies los que desean avanzar a más. Sigo siendo una niña con coraza, cobarde, infantil y soñadora pero con un año más según mi DNI.

Hoy hace un año creí que no sonreiría de nuevo y esta mañana me he dado cuenta de que creo más en ti que en mí. Creo que puedes conmigo. Creo que soportas a una inútil y que lo haces por mis sonrisas. Creo que tu torpe corazón avanza dando tumbos cogido de mi mano. Y siento, más que creo, que te quiero con locura.


Hoy hace un año no os creía más que amigos. Hoy sois mi familia. Hoy habéis arrancado un suspiro de mi alma para deciros que os quiero. Que pasaré cada 27 de mayo recordando el anterior, y el anterior, y el anterior antes que aquel. Recordando vuestras risas, vuestros regalos en palabras y vuestro apoyo antes que nada.

Habéis hecho que me pregunte si en mis orejas aun quedarán vuestras huellas dactilares desde el año pasado. Tú, pequeña habitante de Hobbiton, has hecho que te tenga que agradecer que vigilaras mientras meaba en un arbusto aquel día de hace un año. Tú, ricitos de oro, has hecho que te agradezca todas y cada una de esas palabras en caricias. Tú, mi pequeña empollona, has hecho que te agradezca que estés tratando de imitar a un velociraptor con una botella de plástico en medio de la playa a las 12 de la noche. Tú, mi estirado y escuchimizado empollón, has hecho que te tenga que agradecerte a ti que me ayudes con cada examen y haber aguantado que te tufes en mi cara.Tú, mi "Residente maligno", has hecho que por primera vez creyera en el destino (sí, hablo en serio) desde el pasado mes de octubre y que mi vida diera un cambio de 360º (sí, también va en serio).

Vosotros, habéis hecho que simplemente mi vida sea una vida increíble. Que seáis lo primero en lo que pienso cuando me levanto y lo último en lo que pienso cada vez que vuelo con Campanilla. Qué me haya parado, esta mañana de domingo entre llamadas con palabras vacías, para deciros que en este día “especial”, que es mi cumpleaños, solo pienso en vosotros y en la “yo de hace un año” que ha pasado a ser del pasado gracias a vosotros.   

Gracias.
   

3 comentarios:

Lucia's Box dijo...

Pues supongo que lo que hay que comentar aquí es felicidades no?jajaja
Si es que los cumpleaños son para dar las gracias,pero no solo por los felicidades recibidos,si no por todo lo que recibes año tras año:)

Javier Copado dijo...

Mejorando año tras año, está claro... Muuuuuuchas felicidades "yogurín" jajaja
Disfruta siempre, día a día, que lo que ayer celebraste te sirva para que cada día sea una celebración nueva.
Sé feliz!

Walking Disaster. dijo...

¿Gracias? No, no hace falta que me las des a estas alturas. Si ya prácticamente hemos pasado 17 primaveras juntas, me veo capaz de aguantarte muchas más <3