domingo, 5 de enero de 2014

Extraordinarias

En este mundo, en este planeta, hay seres realmente maravillosos. Personas, que te transmiten sus ideas, sus pensamientos, los colores y formas con las que perciben el mundo. Personas que con sus palabras te hacen ver cosas nuevas, con ojos llenos de pasión. Personas realmente extraordinarias llenas de ideas, de fuerza, de cariño. Personas de las que uno no puede más que enamorarse.

Yo lo hago, de hecho. A mi me hacen sentir insignificante. Me hacen sentir minúscula en un mundo que de pronto vuelve a parecerme un lugar que vale la pena salvar, que vale la pena sentir y vivir. Un mundo que de repente para mis ojos deja de ser un pozo de malas caras y odio. Que empieza a recobrar la riqueza y llega a ser un lugar que me apasiona.

Alguna vez en mi vida, lo olvidé en el camino, alguien o algo me enseñó a querer y valorar a las personas por sus palabras. A ver más allá de sus ojos, a través de su piel y obviando las diferencias. Me enseñó a sentir sus corazones latir y a contagiarme de su entusiasmo. Me enseñó a aprender. Quizá a avanzar. Quizá ese alguien fue una de estas personas extraordinarias de las que os hablo. Quizá alguna vez hayáis podido conocer a alguna, quizá sepáis de lo que os hablo. Pero si no lo sabéis, realmente os lo deseo.

Ellos son los que me han llevado hasta lo que soy, unos no están porque han encontrado a alguien que escucha mejor que yo, otros han cerrado sus ojos demasiado rápido y otros, por otro lado, llegan con los brazos abiertos y sin intención de juzgarme. Los círculos por definición son cerrados, y yo tengo uno. Pero ellos llenan el vacío, lo pintan con tonos azules y verdes, amarillos o violetas. Y aunque sé que no las aceptarán yo les doy las gracias. Porque recuerdo cuando decíais que valía y lo tengo presente cada vez que me levanto.

Seguramente estás solo sean las palabras de una mujer ilusa que quiere ver el mundo de mil colores. Lo más seguro es que sea el ciego corazón lo que me guía. Pero siempre será mejor esto que nada.

"Porque estas cosas me dan la vida."
                                                                                                                                             Os lo dedico.
Porque os importo,
porque me importáis,
y porque es lo que al final importa.
Gracias

2 comentarios:

Alba Netzmare dijo...

He vuelto a entrar por casualidad y, aun siendo la segunda vez que lo leo, me sigue pareciendo increíble que pueda tener algo que ver conmigo.

(y como sé que ver comentarios por Blogger hace un poquito de ilusión, te lo dejo por aquí en vez de guardarme el pensamiento).

<3

Lucia's Box dijo...

Qué gusto volver a leerte por aquí, tanto está como tu nueva historia de ciencia-ficción me gustan tanto como siempre; la historia me ha enganchado, y ésta me ha enternecido el corazón hasta límites insospechables.

<3