lunes, 11 de agosto de 2014

"Oh, un saltamontes"

Eres un excelente ladrón, un ladrón que ha llegado a mi para quitarme las palabras. Para robarme todos los malos pensamientos de un día para otro e instaurar sin querer un poquito de tu propio orden. Has debido de entrar encajando en mis oídos tus palabras como si fuesen unas llaves. Has llegado como la lluvia dulce y templada de verano, te has deslizado por mi piel llevándote toda esa oscuridad y has ido encendiendo día a día una sonrisa, cada cual más brillante que la anterior, prendiéndole fuego a una tenue tregua en mi mente. Una tregua entre los remordimientos, la duda y todas esas sombras que sabemos que nos suelen perseguir.

Sé que sabes que abuso de las palabras cuando quiero dar las gracias pero también sé que esta vez tendré tiempo de sobra para compensarte. Sé que ya tienes palabras bellas que se desbordan de tus oídos que, por desgracia, te han ido desgarrando poco a poco por dentro y para las que las mías no serán más que un torpe remiendo. Dame tiempo porque te aseguro que no miento, no miento si digo que si alguna vez he sabido realmente lo que es bello lo es esto más que nada hasta ahora. Y es que no se me ocurre nada más bello que ver las primeras luces del día escuchando a esos ridículos pájaros desde la ventana, más reconfortante que tu olor en mitad de la noche, que tus manos bailándome en la espalda, que tus pies descalzos bailando sobre las baldosas de la cocina, que tus ojos bailando con los míos en el aire o en tu sonrisa, que darte los buenos días con legañas, que ver a las nubes correr desde tu cama como lo hacen las horas sumergida y bien ahogada en tus palabras.

Insisto, sé que abuso de las palabras y aun más a menudo de mis sueños despierta y todavía no me acostumbro a un errante caminando a mi lado. No me acostumbro a no tener sed y a sentir cosquillas tan a menudo. Sé que me entenderás y que esto no te da igual. Sé que estarás ahí, quizá enmarañados en el mar salado, en nuestro mar de sábanas, en un mar de hierba verde, en un agobiante mar de asfalto o en el mar de palabras, estrofas y libros que nos esperan. 

Lloré y lloraré pero no te preocupes, ahora mismo las lágrimas me saben más dulces e irán de la mano de una sonrisa menos torcida y por supuesto con más bailes en la terraza. He dejado un camino de desastres tras de mi que no puedo arreglar y a pesar de ser una caminante no puedo evitar mirar atrásSabes que recuerdo muchas cosas, quizá demasiadas, pero ahora todas irán pintadas del verde y la miel de tus ojos. Porque ahora estás aquí frente a mi, tendiéndome la mano y una sonrisa y animándome a vivir un poco más como me gustaría y menos como lo harían otros y haciéndome ver, queriendo o sin querer, que no voy tan desencaminada si en mi camino ahora estás tú. 

Es extraño irme a la cama con la sensación de que de verdad el día ha terminado y que no es simplemente el preludio del siguiente. Y es que realmente ya me da igual lo que me vaya a traer el día de mañana porque sé que aquí la lluvia siempre vuelveDesde ese saltamontes en las hojas de no escritura, desde ese atardecer con los pies a remojo y arena en el ombligo, desde ese amanecer con las espaldas coloradas y tus libros, desde tus rizos en el metro, desde que me cantaste a Lucy o a Santa Bárbara, desde mi terraza, desde mi cuerpo como la hoja de una mimosa, desde que viste mis pestañas empapadas, desde todas y cada una de las noches en las que hemos amanecido charlando con cara de locos... Y prometiste que veremos las estrellas. 

Sigo siendo una ballena, grande, enorme, inmensa, pero ahora tengo al océano esperándome y no, no voy a darte las gracias, no, te daré uno, uno de los nuestros. Prometido, voy a ver si tengo papel de plástico.


05/04/14



Y como no soy poeta... 

Let me sing you a waltz, out of nowhere, out of my thoughts...
Let me sing you a waltz, about this one-night stand...
You were, for me that night...
Everything I always dreamt of in life.

3 comentarios:

Alba Netzmare dijo...

"Es el libertador. Es el océano,
lejos, allá, en mi patria, que me espera."

Qué feliz me hace leer esto. Te lo digo de corazón.

<3

Anónimo dijo...

http://i.gyazo.com/bb510cfa3033a92d5f906d4cefd77f05.png

:D

Stop represión, tortura no.

Lucia's Box dijo...

Espero, de verdad, que esto no sea solo ficción; aunque supongo que para escribir algo que llegue así, tiene que ser escrito con el corazón.
Ojalá algún día escriba yo eso sobre alguien, o alguien me lo escriba a mí. En su defecto, espero poder seguir leyéndote.